Share on twitter
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Análisis de Planet Zoo: Aquatic Pack

Un mundo acuático llega a Planet Zoo para ampliar las posibildiades a la hora de crear y gestionar nuestro zoológico con Aquatic Pack.

Planet Zoo: Aquatic Pack es la nueva expansión premium del simulador de gestión de zoológicos de Frontier Developments, que incorpora en esta ocasión fauna marina, una nueva misión y montones de elementos de construcción para poder crear y decorar los diferentes paisajes que los rodean. Pero lo mejor es que nos permite darle otro aspecto diferente a nuestro zoológico al incorporar nuevas formas de diseñarlos, además lanzarse junto a la expansión una nueva actualización que amplía las posibilidades jugables, temas que trataremos más adelante.

Lo primero que queremos comentar es que se han introducido cinco nuevas especies: el pingüino rey,  la foca gris, la nutria gigante, el caimán enano y la torguga espalda de diamante. Como véis, tenemos criaturas de agua dulce y otras de agua salada, cada una con un comportamiento diferente y necesidades que debemos saber cubrir, para lo cual nos viene muy bien consultar la Zoopedia. El pingüino rey tiene los andares que tanto lo caracterizan e incluso se desliza por el hielo, la foca gris cuenta con un movimiento lento pero elegante, las nutrias gigantes son lentas en tierra pero rápidas en el agua y muy juguetonas, el caimán enano se mueve en zigzag a ras de la superficie con su aspecto amenazante y la tortuga espalda de diamante es muy pequeña y apenas interacciona por el entorno, siendo difícil de ver en su terrario.

Se tratan de criaturas variadas que aportan mucho juego y vistosidad a los zoológicos. Eso sí, no encontraréis delfines u otras criaturas para dar espectáculos, ya que rompería con la esencia de este título. Lo que nos ha chocado algo más es no ver ningún tipo de pez (más allá de ser alimento) al ser algo que le sentaría genial a los decorados, si bien la selección nos ha parecido de lo más acertada y funciona realmente bien.

Para que estas especies puedan vivir con normalidad se han recreado sus hábitats, encontrando 170 objetos nuevos para la creación que harán las delicias de los jugadores. Es cierto que muchos de ellos se centran en determinadas criatura, pero al contar con tantas herramientas del juego base nunca nos han parecido insuficientes. Entre los nuevos añadidos tenemos más edificios, vegetación o incluso objetos para que las nuevas especies interactúen con ellos, entre otros. Todos tienen su importancia para el bienestar de dichas criaturas y saber que es lo que necesitan en cada momento es esencial para poder progresar.

Un aspecto que nos ha gustado mucho es que, al ser fauna marina, muchas veces nos toca jugar con el terreno para hacer que sean perfectamente visibles bajo el agua. Es un aspecto que antes sólo se aprovechaba esencialmente para la decoración, aunque ahora todos los jugadores le darán más uso si quieren saber sacarle partido. Es cierto que al principio cuesta hacer estructuras pensadas para ello, pero una vez lo hayáis conseguido veréis resultados muy satisfactorios tanto para vosotros como para los visitantes.

Para que sea más sencillo adaptarnos a todas estas novedades, encontraréis un desafío con un zoo específico que os hará practicar con las diferentes construcciones, decoraciones y, sobre todo, las nuevas criaturas, teniendo que crear los hábitats adecuados para cada una y cuidar hasta el más mínimo detalle para que puedan salir adelante y que nuestro zoológico funcione.

Hasta aquí tenemos algunas de las novedades del pack, pero también se ha lanzado una nueva actualización que amplía las posibilidades del juego base, la actualización 1.4. Esta incluye reguladores de temperatura para el agua, alimentadores automáticos para los tanques de agua, la herramienta de multiselección o más elementos de decoración, entre otros. Quizás la mayor novedad en este sentido la encontraréis en el personal con el Educador, que se dedica a dar charlas a los visitantes sobre los animales para informarles y despertar su interés sobre las fascinantes criaturas. Se trata de una actualización muy completa que seguro que encantará a los aficionados.

Del apartado gráfico nos gustaría comentar una vez más el gran cuidado que se ha puesto en cada uno de los detalles, ya no solo en darle a los biomas diferentes aspectos con montones de objetos de decoración, sino también en la recreación de cada una de las criaturas. Sus movimientos, comportamiento e incluso interacción resultan muy realistas para hacer que nos sintamos como en un auténtico zoo. La interfaz es un aspecto que nos sigue pareciendo mejorable, si bien os acostumbraréis con el tiempo.

El sonoro también nos parece muy bueno, con melodías que acompañan bien nuestras partidas, efectos conseguidos en los que destacan los sonidos que emiten cada uno de los animales y, como ya ocurriera en el juego base, textos en castellano para que sea más sencillo entender su funcionamiento.

En definitiva, Planet Zoo: Aquatic Pack sigue ampliando nuestras posibilidades a la hora de crear el zoológico de nuestros sueños, añadiendo en esta ocasión cinco especies nuevas bien diferenciadas y montones de elementos de construcción que nos permiten dar rienda suelta a nuestra imaginación para crear un mundo marino de ensueño y que a su vez nos sea rentable. Quizás puedan parecer pocas criaturas, pero están creadas con tanto mimo que rápidamente os olvidaréis de este detalle. Además se lanza junto a la actualización 1.4 que mejora aún más la experiencia y cuenta con añadidos pensados para esta expansión.

Si os gusta la fauna marina no deberíais perderos el Aquatic Pack, ya no solo por la diversión que ofrece, sino porque aprovecha algunas funciones que se sentían un tanto desprovechadas en el juego base.

Vídeo análisis de Rising Hell

Montones de demonios sedientos de sangre te esperan en Rising Hell mientras intentas escapar de un infierno lleno de peligros en cada rincón.

Salir de tu cuenta
Accede a tu cuenta