Análisis de Boxes: Lost Fragments

Descubre los misterios de cajas bellamente diseñadas en la experiencia de puzles inmersiva Boxes: Lost Fragments.

La desarrolladora Big Loop Studios, creadores de títulos conocidos como la saga Doors, y la editorial Snapbreak Games nos traen una nueva aventura de puzles en primera persona al estilo de los Escape Room que sabrá deleitar a los amantes de dicho género, Boxes: Lost Fragments. Ya disponible para PC (Steam), y próximamente para dispositivos móviles, en nuestro análisis podréis descubrir lo que os espera en este entretenido viaje.

Su historia nos pone en el papel de un legendario ladrón, que es contratado para conseguir algo importante de una elegante y lujosa mansión. Todo comienza de una manera tranquila, con una serie de cajas llenas de puzles diseñadas con un fin desconocido. Pero pronto descubriréis que no se trata de un edificio normal y que, todo lo que parecía estar bajo nuestro control, escapa del mismo. Ahora nos toca ir superando las diferentes cajas para encontrar respuestas y un camino que nos lleve hasta la libertad.

Este argumento, que es contado mediante ligeras notas que encontraréis junto a las cajas, es muy sencillo y ligero para nunca romper el ritmo de la aventura. Hay alguna que otra sorpresa al final, pero nada demasiado especial como para despertar nuestro interés.

En lo que respecta a sus mecánicas, Boxes: Lost Fragments es un título muy accesible que puede ser disfrutado por cualquier tipo de jugador sin importar su nivel de habilidad. Aquí nos dedicamos a mover la cámara alrededor de las cajas con el objetivo de localizar pequeños puzles, palancas o dispositivos que nos ayuden a resolver otros rompecabezas, siempre con pequeñas pistas visuales que nos indican lo que debemos hacer si prestamos mucha atención.

Los controles funcionan de manera muy intuitiva, donde con pequeños clicks en el ratón se nos permite cambiar la perspectiva, hacer zoom en determinadas zonas, arrastrar palancas, abrir puertas e incluso acceder al inventario que se encuentra en la parte derecha de la pantalla. Estos objetos se pueden observar a fondo, ya que algunos de ellos esconden otros dispositivos a descubrir que son imprescindibles para avanzar. Se agradece también que podamos equiparnos temporalmente una máscara que nos de pistas de lo que nos toca hacer si nos quedamos atascados, así como la posibilidad de incluso saltarnos ciertos puzles. No es algo demasiado recomendable ya que rompe parte de la gracia del juego, pero siempre es una buena opción por si os quedáis atascados.

El objetivo general de la aventura consiste en conseguir fragmentos en cada una de las cajas que encontramos en las diferentes plantas, todo para resolver un puzle en la sala principal con ellos y que se nos otorgue una ficha que nos ayude a viajar hasta la siguiente planta, descubrir más de su historia e intentar escapar. En total hay cinco plantas (episodios) a recorrer de la mansión, con un total de cuatro puertas a visitar con sus respectivas cajas y puzles esperando en el interior de cada una de ellas.

Hemos de decir que cada caja tiene una temática única, que la hace muy diferente al resto a pesar de funcionar de una manera similar. Están genialmente diseñadas, son muy inmersivas y los puzles resultan muy intuitivos, encontrando algunos basados en mover palancas, pulsar interruptores, descubrir rincones ocultos y otros más clásicos que se basan en la observación o en el ingenio. Nos ha encantado lo bien planteados que están. Tanto es así que apenas hemos podido separarnos del juego hasta que lo hemos finalizado al completo.

Lo único malo de todo esto es que la duración de Boxes: Lost Fragments nos ha resultado breve, unas cuatro horas, algo más si os quedáis atascados intentando encontrar algunos de los diabólicos interruptores escondidos en las cajas. Entendemos que es un título que se lanza a precio reducido y que al ser tan entretenido se nos haya hecho corto, pero nos hubiera gustado algún tipo de coleccionable que nos invitara a recorrer de nuevo cada uno de sus preciosos pasajes o más puzles tras completar el viaje.

En cuanto al apartado gráfico, estamos ante un título que está muy bien resuelto, destacando aquí por encima de todo los estupendos diseños de las cajas. No esperéis ningún portento visual y efectos impresionantes, pero en general resulta muy llamativo por la genial dirección artística, haciendo que cada caja que visitamos se sienta única y un despliegue de originalidad.

En el sonoro no encontraréis demasiadas melodías, dejando el protagonismo a la ambientación y a los diferentes sonidos de las partes de la caja al abrirse, los cuales están bien conseguidos. Se agradece también que todos los textos del juego estén traducidos a varios idiomas, entre los que se encuentra el español.

Como conclusión, Boxes: Lost Fragments sabrá haceros pasar un buen rato con sus ingeniosos puzles y lo bien planteados que están, con algunos palancas escondidas de manera muy inteligente. Audiovisualmente resulta llamativo, especialmente en cuanto al diseño de las cajas. En lo negativo tenemos una duración algo corta y sin ningún tipo de coleccionable que nos invite a rejugarla, así como la falta de un poco más de originalidad. Aún con ello, estamos seguros de que no decepcionará a los seguidores del género.

Teniendo un precio reducido y con puzles ingeniosos que esperan ser resueltos, no podemos hacer más que recomendar este breve viaje a aquellos que busquen un reto.

Análisis de House Flipper 2

El mundo de las reformas te espera en House Flipper 2, que tras su lanzamiento en PC llega a PlayStation 5 y Xbox Series X|S.

Salir de tu cuenta
Accede a tu cuenta