Share on twitter
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Aiden Pearce y Wrench regresan en Watch Dogs: Legion – Bloodline

El protagonista del primer Watch Dogs y el hacker enmascarado de Watch Dogs 2 serán jugables en esta nueva historia el 6 de Julio.

Ubisoft ha anunciado hoy durante el Ubisoft Forward que la nueva expansión de Watch Dogs: Legion, Bloodline, estará disponible el 6 de Julio en Xbox One, Xbox Series X|S, PlayStation 4, PlayStation 5, Epic Games Store y Ubisoft Store en Windows PC, Stadia, Luna y Ubisoft+, el servicio de suscripción de Ubisoft.

Watch Dogs: Legion – Bloodline es una expansión narrativa independiente en la que los jugadores tomarán el control de Aiden, el protagonista del primer Watch Dogs y también de Wrench, el protagonista de Watch Dogs 2, en un nuevo arco narrativo. En Bloodline, los jugadores seguirán los pasos de Aiden cuando este acepta un contrato rutinario en Londres que le servirá para volver a conectar con su sobrino Jackson, tras todo lo sucedido en Watch Dogs. La misión de Aiden consistirá en infiltrarse en un laboratorio de alta tecnología de Broca Tech para robar un misterioso y valioso objeto tecnológico, pero la misión se ve comprometida cuando Wrench escapa con el dispositivo. Al malograrse el contrato, Aiden se ve ahora atrapado en mitad de un peligroso fuego cruzado. Sin nadie que pueda ayudarle contra un gigante corporativo y con Wrench siempre un paso por delante, Aiden tendrá que formar equipo con su sobrino Jackson, esquivo y distante, y confiar en su coraje y experiencia. Todo esto unido al impredecible comportamiento de Wrench, harán que las cosas rocen continuamente el caos.

Watch Dogs: Legion – Bloodline tiene lugar antes de los hechos que vimos en la campaña principal de Watch Dogs: Legion. Bloodline presenta también múltiples misiones secundarias tanto para Aiden como para Wrench, cuando ambos se vean envueltos en la lucha que Londres mantiene con el autoritarismo.

Los jugadores tendrán acceso a la expansión Watch Dogs: Legion – Bloodline con el Season Pass, ya disponible por 29.99 €, o como parte de las ediciones Watch Dogs: Legion Gold y Ultimate. La expansión también se puede comprar de forma independiente por 15 €. Para poder jugar a Watch Dogs: Legion – Bloodline es necesario tener el juego original, Watch Dogs: Legion.

Además de la expansión Bloodline, los jugadores con el Season Pass podrán añadir a Aiden y Wrench a la Resistencia de DedSec en la campaña principal o en el modo Online, cada uno con sus propias habilidades:

  • Aiden Pearce cuenta con:
    • Focus: Capacidad de apuntar a cámara lenta una vez derribado.
    • System Crash: Desactivación de dispositivos electrónicos cercanos.
    • Gunslinger: Recarga sincronizada que aumenta el daño.
  • Wrench cuenta con:
    • Summon Sergei: Activa un dron personalizado.
    • Ninja Balls: Minigranadas aturdidoras LTL.
    • Lady Smash: Un gran Hammer personalizado.
    • MPX SMG y lanzagranadas LTL: Skins personalizadas para un arsenal único.

En Watch Dogs: Legion, Londres se enfrenta a la debacle. Entre el creciente malestar de la ciudad, una misteriosa entidad conocida como Zero-Day ha incriminado a DedSec, debido a una serie de bombardeos coordinados por toda la ciudad. Como consecuencia, criminales oportunistas salidos de los rincones más oscuros han ocupado el vacío dejado por un gobierno derrotado. Como miembros de DedSec, los jugadores se enfrentarán a todo tipo de criminales: sádicos, mercenarios, cibercriminales… y deberán prepararse para solventar todo tipo de situaciones. Tendrán que reclutar a los miembros de la Resistencia de DedSec para hacer frente a estos oportunistas, liberar Londres y descubrir la verdadera identidad de Zero-Day.

Watch Dogs: Legion tiene una amplia gama de opciones de accesibilidad, que van desde controles totalmente personalizables hasta subtítulos de audio direccional.

Salir de tu cuenta
Accede a tu cuenta