Share on twitter
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Vídeo análisis de UnMETAL

Únete a Jesse Fox para escapar de una base militar en el nuevo título de sigilo y acción en 2D de Unepic_Fran y Versus Evil, UnMETAL.

El creador de UnEPIC, Ghost 1.0 y Mini Ghost, Francisco Téllez de Meneses (más conocido como Unepic_fran), nos trae un nuevo juego de acción y sigilo en 2D con toma de decisiones y elementos más propios de las aventuras gráficas en UnMETAL. Publicado junto a la editorial Versus Evil para consolas y PC el 28 de Septiembre, estamos ante una aventura cargada de un humor que se basa en el título lanzado para MSX del mismo creador, Prisionero de Guerra, siendo un claro homenaje a los primeros Metal Gear pero con un toque más liviano y divertido.

Su historia tiene lugar en 1972, cuando un helicóptero de guerra soviético entra en territorio aliado y es interceptado y derribado. El piloto, Jesse Fox, sobrevive al impacto y es arrestado por un crimen que no había cometido. A partir de aquí comienza nuestra aventura, reviviendo los momentos que lo llevaron hasta esa situación en una sala de interrogatorios, conociendo a lo largo del viaje a otros personajes que nos echan una mano. Lo que comienza como una simple fuga, acaba convirtiéndose en una operación para prevenir un ataque masivo contra la OTAN.

Esta trama está muy bien narrada, pero lo mejor es que está llena de humor y homenajes al mundo del cine, las series o los videojuegos de los 80 que la hacen muy adictiva. Al ser una historia dentro de otra, se permite algunas licencias para cambiar cosas sobre la marcha que dan lugar a situaciones tremendamente absurdas e inesperadas, así como de lanzar algún chascarrillo cuando hacemos algo fuera de lugar, importante o contradictorio. También tenemos la posibilidad de tomar algunas decisiones, ya sean para elegir a ciertos tipos de enemigos o superar determinadas situaciones, entre otros. Comentar que el juego llega además con un excelente doblaje y textos en castellano.

Las mecánicas de UnMETAL son sencillas de aprender, pero ofrecen muchas posibilidades. Aquí podemos movernos en cualquier dirección desde una perspectiva aérea, golpear a los rivales, ocultarnos tras ciertos obstáculos, rodar para esquivar las balas o utilizar diversos útiles para resolver las diferentes acertijos que nos proponen. Básicamente se trata de un juego de sigilo con algunas dosis de acción, si bien el inventario funciona como el de las aventuras gráficas, donde debemos combinar objetos para dar lugar a otros útiles que nos ayuden a avanzar. Pero cuidado, juntar ciertos elementos puede llevaros a la muerte instantánea.

Llegado el momento conseguimos diversas armas y equipo para enfrentarnos a rivales más poderosos o crear distracciones. Debido al acuerdo con una doctora no podemos matar a nadie, lo que nos obligará a curarlos en un tiempo limitado si les disparamos. Esto también se aplica a nuestro protagonista al tener que vendar las heridas causadas por un disparo para evitar que se desangre. Como hemos dicho, es una aventura que se centra en el sigilo, así que debemos intentar noquear a los guardas sorprendiéndolos por la espalda y después ocultar sus cuerpos. Si nos detectan dan la alarma y toca despistar a los perseguidores, algo nada sencillo y que se complica cuanto más avanzamos.

Al neutralizar a los guardas sin que nos detecten vamos consiguiendo experiencia con la que podemos elegir entre dos nuevas habilidades al subir de nivel, como rodar con más rapidez, que nuestros golpes sean más potentes o mejorar su vitalidad, entre muchas otras. Con esto se incentiva la parte del sigilo y aunque hay momentos de acción como peleas contra jefes o huidas, son menos numerosas.

La parte que más nos ha gustado de UnMETAL es la toma de decisiones y el tener que utilizar nuestro inventario para solventar algunas situaciones. El poder alterar la trama con nuestras elecciones es algo que da mucha diversión y rejugabilidad, no siendo siempre la respuesta lógica la correcta y dando lugar a momentos únicos. El inventario también da mucho juego y funciona de forma similar al de las aventuras gráficas, donde nos toca combinar ciertos objetos para después usarlos en otros lugares. Pero lo mejor es cuando pasamos algún pequeño detalle por alto y nos lo echan en cara.

Los enemigos son en su mayoría guardas, pero también encontraréis otros tipos a lo largo del desarrollo y criaturas peligrosas. Algunos son fáciles de derrotar, pero otros pondrán a prueba vuestro ingenio para poder evitarlos usando los estupendos diseños de los escenarios. Al final todo se trata de ensayo y error hasta dar con la solución, siendo los puntos de control unos aseos donde guardar la partida u orinales que crean puntos temporales.

Por otro lado tenemos también 15 jefes a derrotar, ya sea utilizando todo tipo de artefactos o con simple palabrería para alguno de ellos. No todos están al mismo nivel, si bien toca encontrar los puntos débiles de cada uno prestando atención a lo que nos rodea y los comentarios de los narradores.

En total hay diez niveles que dan una duración aproximada de diez horas de juego, ofreciendo bastante rejugabilidad por intentar descubrir todos sus secretos, las diferentes conversaciones, las dificultades o localizar todos los coleccionables. En general UnMETAL es muy variado y ofrece situaciones de todo tipo para que nunca caiga en la monotonía. Como suele ser habitual, hay algunos momentos mejores que otros, pero la experiencia ha sido muy grata.

El apartado gráfico de UnMETAL utiliza un estilo pixel art bastante llamativo, con personajes bien diseñados y animados que resultan muy expresivos en las escenas. Los escenarios también están a un buen nivel, aunque los interiores de ciertos edificios comparten muchos objetos y dan la sensación de repetición. Los efectos están muy cuidados y, al ser un título poco exigente, funciona de manera fluida sin importar la plataforma.

En el sonoro tenemos melodías que, sin destacar demasiado, acompañan bien nuestro recorrido junto con geniales efectos de sonido. Pero lo que queremos destacar en este sentido es el increíble trabajo de doblaje del juego, con montones de líneas de diálogo en las que se comentan incluso las cosas más banales. Es algo que sorprende para tratarse de un título independiente y que muchas superproducciones envidiarían.

UnMETAL es, en definitiva, una aventura que destaca por su continuo sentido del humor, los homenajes y tener momentos tan absurdos como inesperados, todo con un doblaje al castellano soberbio. La parte jugable se basa sobre todo en el sigilo, que nos recompensa por acabar con guardas sin que nos descubran, y en el ensayo y error, con tomas de decisiones que cambian ciertas partes del juego. Aunque hay pequeñas dosis de acción nos hubiera gustado un poco más de libertad para afrontar ciertas partes, si bien entendemos que es por no estropear el diseño de algunas zonas.

Un título que sigue las pautas marcadas por otros juegos del desarrollador, siendo más ambicioso que el resto para ofrecernos algo diferente y entretenido de principio a fin.

Salir de tu cuenta
Accede a tu cuenta