Share on twitter
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Vídeo análisis de The Lightbringer

Salva un mundo lleno de corrupción en el nuevo título de plataformas, puzles y acción de Rock Square Thunder, The Lightbringer.

La desarrolladora Rock Square Thunder y la editorial Zordix nos traen una nueva aventura llena de plataformas, puzles y algunas dosis de acción en la que toca acabar con la corrupción y devolverle la luz al mundo, The Lightbringer. Se trata de un juego dividido en diversos niveles donde nos toca recoger varios tipos de coleccionables, resolver acertijos y acabar con enemigos utilizando nuestro confiable bumerang, con el objetivo de llegar hasta el final de los mismos y terminar con la corrupción de los monolitos.

Su historia nos lleva hasta un mundo donde sus habitantes aprovechaban la energía de los monolitos en su beneficio. Pero un día, el clan de los territorios del norte se volvió demasiado codicioso y, cegado por sus crecientes poderes, hicieron que despertara algo malicioso bajo los monolitos, similar al alquitrán y conocido como “la corrupción”. Poco a poco fue extendiéndose de un monolito a otro, corrompiendo todo a su paso y acabando con la vida de algunos habitantes. Sin embargo, cuenta la leyenda que aparecerá un ser capaz de aprovechar el poder de la luz y usarlo para limpiar la corrupción y traer de vuelta los monolitos, The Lightbringer.

Es una trama sencilla y ligera, donde la hermana mayor del protagonista, un intento de Lightbringer que se dejó llevar por la corrupción y ahora es un espíritu, nos guía. Lo mejor en este sentido es que, aunque el doblaje está en inglés, todo el argumento es narrado en verso para dar la sensación de estar metidos en un cuento. Además, hay algún giro interesante y los textos están en español.

Las mecánicas son muy accesibles, pudiendo desplazarnos en cualquier dirección, girar la cámara, correr, realizar un doble salto, rodar, interactuar con determinados objetos y, una vez conseguido, utilizar un boomerang para resolver los diferentes puzles que se nos ofrecen y acabar con los distintos enemigos. Comentar que con el boomerang podemos apuntar en la dirección que queramos e incluso recargarlo para que llegue más lejos, ya sea para derribar rivales o activar interruptores. Dichos movimientos han sido muy bien aprovechados para plantear los rompecabezas, utilizando palancas, botones o plataformas que nos toca desplazar, no dejando de sorprender a lo largo del desarrollo.

Los enemigos son bastante variados. Al principio solo son pequeñas manchas móviles que podemos derrotar atacándolas con el boomerang o saltando encima, pero pronto empiezan a incorporar elementos que los hacen más peligrosos, como jarrones a romper antes de llegar hasta ellos, una coraza con pinchos que nos obliga a atacarlos por la espalda, otros explosivos, los que atacan desde la distancia o los voladores, por poner ejemplos. En general son fáciles, pero cuando vienen en grandes grupos pueden poneros en un aprieto. Por si fuera poco, al final de cada zona nos espera un poderoso jefe a derrotar. Los hay sencillos y otros más complicados, pero son divertidos de vencer.

En cuanto a niveles, tenemos tres biomas a visitar: islas rodeadas de agua, montañas en el cielo y tundras heladas. Hay unas 19 fases a completar divididas en cuatro zonas, siendo la última una combinación de todos los biomas. En general nos han gustado y sus diseños cuenta con mucha verticalidad y pequeñas zonas ocultas que hacen que sean muy divertidas de explorar. Pero cuidado, están llenas de caídas, enemigos y trampas que debemos estudiar con detenimiento, incorporando nuevos elementos a medida que vamos avanzando en la aventura.

Uno de los aspectos que más nos ha gustado de The Lightbringer es que hay muchos coleccionables escondidos en cada nivel, siendo un gran reto hacernos con el 100%. Tenemos cristales verdes muy numerosos, otros rojos más complicados de encontrar, objetos de la historia en forma de campanas que dan más detalles de su universo y pociones de vida muy útiles, ya que si perdemos toda la vida nos toca reiniciar el nivel al completo. Además se cronometra el tiempo que tardamos en completar los niveles, lo que, junto al resto de coleccionables, le aporta mucha rejugabilidad. Tampoco queremos olvidar que en algunas fases hay llaves ocultas que nos llevan hasta peligrosas mazmorras, que suelen ser los lugares más peligrosos de todo el juego.

El apartado gráfico del juego utiliza un estilo en cell shading que le aporta mucho atractivo. Los personajes cuentan con buenos diseños y animaciones, mientras que los escenarios son algo más sencillos pero resultan llamativos por su buena dirección artística, con personajes secundarios que le aportan más vida. Todo se desarrolla desde una perspectiva isométrica y, aunque normalmente funciona bien y permite ocultar secretos, hemos notado que en ciertos lugares da ligeros problemas. Se agradece, eso sí, que haya miradores que nos permitan contemplar la belleza de las localizaciones.

En el sonoro tenemos melodías animadas que le sientan estupendamente a la ambientación, todo acompañado de buenos efectos y la genial narración en inglés. Los textos, como ya os hemos avanzado, están en castellano, con algunas erratas en la traducción.

The Lightbringer es, como conclusión, un título que se centra en el plataformeo y en la resolución de puzles, siendo bastante bueno en estas facetas. Los combates contra los limos resultan sencillos y olvidables, a lo que hay que sumarle un uso del boomerang que no es demasiado cómodo. Al menos se agradece que los jefes tengan un patrón de movimientos algo más complejo para aportarle algo de diversión en esta faceta. La historia es sencilla y fácil de entender, si bien hay alguna incongruencia con el mundo que recorremos. Pero lo que más nos ha gustado, sin duda, es tener que explorar los escenarios a fondo en busca de sus coleccionables, siendo algunos realmente complicados de localizar.

Un juego que recomendamos a todos aquellos que disfruten explorando escenarios en busca de secretos, con puzles y zonas de plataformas bien planteadas que funcionan bien a pesar de tener un sistema de combate mejorable.

Salir de tu cuenta
Accede a tu cuenta