Vídeo análisis de Pocky & Rocky Reshrined

El clásico shooter de Taito regresa con una entrega completamente nueva con Pocky & Rocky Reshrined para PlayStation 4 y Switch.

Desarrollado por NatsumeAtari y Tengo, distribuido digitalmente por Natsume y llegando en formato físico gracias a ININ Games, se lanza una nueva aventura cargada de acción del clásico de Super Nintendo que hará las delicias de los aficionados, Pocky & Rocky Reshrined. En nuestro análisis podréis descubrir esta tercera entrega de la franquicia, la cual debutó en los años ochenta con la recreativa Kiki Kaikai y conserva su estilo retro pero adaptado a la actualidad, contando además con ediciones Limitadas y Coleccionista que podréis encontrar desde aquí.

Su historia continúa tras lo sucedido en anteriores juegos, donde los monstruos enfurecieron y secuestraron a los Siete Dioses de la Fortuna. Estos fueron derrotados por Pocky, la doncella del santuario, y ahora se encontraban en un periodo de paz. Pero un día, el mapache Rocky aparece en el santuario donde Pocky estaba trabajando para avisar de que los monstruos de la montaña andaban sueltos de nuevo, rompiendo su promesa de no ser malvados nunca más. Justo en ese momento aparecen en el santuario, comenzando a partir de ahí un viaje lleno de peligros para averiguar la verdad sobre lo sucedido y enfrentarse a la terrible amenaza de Black Mantle.

Estamos ante una trama sencilla y bien narrada mediante ilustraciones que no están nada mal, pero que peca de ser algo predecible. Aún con sus defectos, resulta entretenida para tratarse de shooter de la vieja escuela, invitándonos a seguir avanzando para conocer a sus carismáticos personajes y ver sus escenas. También hemos de decir que sus textos se encuentran en varios idiomas, entre los que por desgracia no se encuentra el español. Pero tranquilos, no requiere un gran nivel para seguir la historia y es prescindible si lo único que queréis es dedicaros a jugar.

En cuanto a mecánicas, Pocky & Rocky Reshrined cuenta con movimiento multidireccional para avanzar por sus amplios escenarios. Aquí podemos atacar en cualquier dirección, devolver o desviar ciertos proyectiles, deslizarnos o utilizar un movimiento especial limitado que os sacará de más de un aprieto. Por supuesto, dependiendo del personaje que manejamos en ese momento estos ataques varían de unos a otros, teniendo que adaptarnos al estilo de cada uno. Llegado el momento también podréis recargar con el botón de desvío para activar un movimiento único muy útil en determinadas situaciones.

Tal y como sucede en otros juegos del género, en Pocky & Rocky Reshrined encontraréis tres tipos de potenciadores que se dividen en colores y cambian nuestro ataque. Si cogemos los del mismo color podemos aumentar su poder hasta tres veces, desbloqueando el máximo de ellos temporalmente si cogemos uno más. Eso sí, cada vez que nos golpean perderemos uno, aunque a veces podréis recuperarlo. Por otro lado tenemos dangos y tés que recuperan vitalidad, un amuleto que crea una barrera para protegernos de algunos golpes, una esfera del rayo que nos devuelve un ataque especial e incluso un Komainu que podemos utilizar temporalmente como montura para volvernos invencibles.

Para superar los niveles contamos con vitalidad dividida en corazones que aumentan en cantidad según avanzamos en el juego, un número de vidas y una cantidad limitada de tiempo. De vez en cuando encontraréis más vidas, así como monedas que podréis gastar en unos monjes escondidos por los escenarios para obtener diversos extras que, en general, suelen ser aleatorios. Comentar que si se pierden todas las vidas habrá que comenzar el nivel desde el principio, desde un punto intermedio que sirve como punto de control o bien el juego al completo.

En total encontraréis ocho niveles a superar, con enemigos que están bien diferenciados entre zonas y cuentan con diferentes movimientos y puntos débiles a descubrir para poder derrotarlos. Mención especial merecen los jefes finales, los cuales son mucho más poderosos y desafiantes. Pero tranquilos, el juego tiene dos dificultades entre las que elegir, normal y difícil, desbloqueándose la extra fácil al conseguir cierta cantidad de monedas. Aun así, no se trata de un juego demasiado complicado cuando se descubren los puntos débiles de los rivales.

Además del Modo Historia, cuando completáis la aventura por primera vez se desbloquea el Modo Libre. En esta modalidad podéis jugar la campaña entera con el personaje que vosotros elijáis, haciendo que sea una experiencia bastante diferente. Pero lo que más os gustará en este sentido es que se puede jugar de principio a fin tanto en solitario como en cooperativo local, participando hasta dos jugadores.

Por otro lado, hay cinco personajes diferentes que controlaréis a lo largo de la aventura: Pocky, Rocky, Ame-no-Uzume, Ikazuchi y Hotaru Gozen. En general podréis jugar con todos a lo largo de la campaña y desbloquearlos para el Modo Libre al completarla en nivel normal, si bien a Hotaru Gozen solo podréis verlo y conseguirlo al jugar en difícil. Lo que más nos ha gustado en este sentido es lo bien diferenciados que están entre sí, contando cada uno con sus propias virtudes, defectos y movimientos únicos que aprenderéis con la práctica.

La duración del juego no es muy extensa, pudiendo completar la campaña en pocas horas. Se agradece que incluya el modo libre para poder jugar libremente todos los niveles con un personaje de nuestra elección y las tablas de clasificación mundiales, que hacen que sea un título tremendamente rejugable por intentar superar las puntuaciones de otros jugadores.

El apartado gráfico del juego utiliza un estilo pixel art que se asemeja a los clásicos de las recreativas, pero con algunos efectos que le dan un toque muy actual y tremendamente atractivo. Los personajes y enemigos cuentan con diseños y animaciones llamativos, mientras que los escenarios son lo suficientemente amplios y variados como para evitar la monotonía. Además, para que la jugabilidad no se resienta, funciona siempre con mucha fluidez.

En el sonoro también está a un gran nivel, con melodías variadas y pegadizas que le aportan un gran ritmo a la aventura, siempre acompañadas de geniales efectos de sonido. El juego no cuenta con voces y los textos, disponibles en varios idiomas, no están en español, pero son bastante sencillos de seguir si sabéis algo de inglés.

Como conclusión, Pocky & Rocky Reshrined es un shooter de estilo arcade que se asemeja a los clásicos del género, ofreciendo una aventura que, si bien es algo corta, está llena de diversión a poco que os atraiga su propuesta. Los cinco personajes jugables están bien diferenciados entre sí y los niveles son desafiantes y esconden secretos, lo que hace que junto a las tablas de clasificación sea muy rejugable. Hay pequeños detalles mejorables, como un sistema de apuntado que solo se basa en ocho direcciones, pero una vez os acostumbréis no tendréis demasiados problemas con él.

Un título que recomendamos encarecidamente si os gustan los shooters de estilo retro, siendo tan bueno en lo jugable como en su apartado audiovisual.

Vídeo análisis de The Quarry

Una nueva aventura de terror adolescente os espera en The Quarry, en la que cada decisión que toméis afectará al destino de los personajes.

Vídeo análisis de Remote Life

Un intenso shoot’em up espera a los jugadores en Remote Life, con elementos actuales y todo lo bueno que se puede esperar del género.

Salir de tu cuenta
Accede a tu cuenta