Share on twitter
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Vídeo análisis de In Sound Mind

We Create Stuff nos trae, junto a Modus Games, una nueva experiencia de terror psicológico que profundizará en tu mente, In Sound Mind.

Los creadores del clásico Nightmare House 2, We Create Stuff, junto con la editorial Modus Games, lanzan una aventura de terror psicológico centrada en la exploración, los puzles, la acción y algunas dosis de plataformas, In Sound Mind. Ya disponible para PlayStation 5, Xbox Series X|S y PC, con un posterior lanzamiento en Nintendo Switch, se trata de un viaje desde una perspectiva en primera persona y, aunque su ambientación da la sensación de peligro constante, no tiene demasiados sustos o momentos de mucha tensión.

Su historia nos pone en el papel de Desmond Wales, que despierta en un extraño edificio en el que el entorno parece tener vida propia. Aquí tendrá que descubrir lo ocurrido con una serie de víctimas que fueron expuestas a la misma terapia experimental a través de unas cintas de casete que contienen grabaciones de sus sesiones. Estas lo transportan a otros mundos inspirados en la psique del paciente, manifestando sus miedos como monstruos a los que sobrevivir mientras reconstruye lo sucedido en la ciudad de Milton Haven.

Esta trama nos ha gustado bastante, pero más que por el trasfondo, que también resulta interesante, por la forma en la que han sabido expresar los sentimientos de dichos pacientes a la hora de recrear mundos y criaturas que representan sus temores. Resulta lo suficientemente entretenida como para mantenernos enganchados durante todo el juego, con montones de documentos que ayudan a comprender mejor todo lo sucedido, algunos secretos y referencias interesantes. Además llega con textos en castellano para que no tengáis problemas a la hora de seguirla.

En sus mecánicas, In Sound Mind es una aventura en primera persona en la que podemos desplazarnos en cualquier dirección, saltar, agacharnos, interactuar con diversos objetos de los escenarios o usar los útiles que conseguimos a lo largo de la aventura. En este sentido contamos con una resistencia que limita el tiempo que podemos correr, baterías para la linterna que se gastan y tenemos que reponer o balas para la pistola, entre otros. Después hay otros objetos más interesantes, como un trozo de espejo que utilizamos para resolver ciertos acertijos y defendernos de los ataques de unos determinados enemigos junto a más sorpresas.

Un aspecto que nos ha gustado mucho son los escenarios. Hay zonas lineales, pero otras son mucho más abiertas para que tengamos que buscar ciertas pistas u objetos. Sorprende muy gratamente que tengan bastante verticalidad, con zonas de plataformeo y ciertos coleccionables que mejoran las estadísticas de nuestro personaje y que invitan enormemente a la exploración. Hemos de decir que hay lugares en los que es más fácil sentirse perdidos, pero tras dar unas vueltas y estudiar el terreno encontraréis el camino, siendo un juego en el que tendréis que volver a zonas exploradas para encontrar nuevos caminos a los que accedemos con las nuevas herramientas conseguidas.

Estas localizaciones juegan un papel muy importante a la hora de resolver los puzles, ya sea ocultando bien objetos que solo localizamos tras leer ciertas pistas o teniendo que estudiar rutas para solucionar determinados acertijos. A lo largo del juego van evolucionando y añadiendo nuevas mecánicas interesantes para evitar la monotonía, todos siempre basados en la lógica para que tengamos que pararnos a pensar en algunas zonas.

También encontraréis enemigos en determinados lugares. Al principio no tenemos un arma o munición suficiente, por lo que os toca utilizar el sigilo para evitarlos, pero pronto dicha munición es abundante y se les puede hacer frente junto con más armas. Eso sí, los hay de otros tipos, de los cuales toca descubrir sus puntos débiles para ahuyentarlos. Junto a ellos encontraréis jefes en momentos puntuales que nos han resultado vistosos y entretenidos de vencer.

In Sound Mind es en general de un juego bastante completo que, gracias a su variedad, evita la sensación de repetición ofreciendo a cada momento nuevas mecánicas que tenemos que estudiar para poder encontrar la solución a los distintos acertijos que nos proponen. Una forma muy distinta de hacernos sentir tensión sin recurrir casi nunca al susto fácil que podemos ver en otros juegos del género, con una ambientación bastante oscura que además nos obliga a gestionar bien los recursos que tenemos.

La duración de la aventura puede irse fácilmente por encima de las 10 horas a poco que os dediquéis a explorar en busca de sus secretos. Además cuenta con bastante rejugabilidad por las distintas dificultades disponibles y por intentar localizar todos los coleccionables y las referencias.

En el apartado gráfico estamos ante un título que no está nada mal y destaca por su genial dirección artística, con una combinación de la oscuridad con colores muy vivos que lo hacen muy llamativo. Técnicamente no es nada espectacular, pero gracias al genial uso de la iluminación, los diseños de jefes y escenarios y los efectos, se consigue que sea mucho más vistoso. Hemos de decir que, aunque suele funcionar con fluidez, hemos encontrado algunas caídas de fotogramas (en la versión de PS5) que no molestan demasiado.

El sonoro cuenta con melodías que corren a cargo de The Living Tombstone, con algunos temas vocales de gran calidad y otros instrumentales que acompañan bien nuestra exploración pero cediendo el protagonismo a los efectos y la ambientación. El doblaje en inglés no está nada mal, mientras que los textos nos llegan en castellano con alguna que otra errata. Algo que también nos ha sorprendido es que se han traducido ciertos carteles del juego para que la exploración sea más sencilla.

Como conclusión, In Sound Mind sabe como jugar sus cartas para, sin innovar demasiado, ofrecer un desarrollo entretenido con una buena mezcla de acción, puzles, exploración y pequeñas dosis de plataformeo gracias al buen diseño de los escenarios. No está exento de algún que otro fallo, como ciertos lugares en los que es fácil sentirse perdido o el manejo del trozo de espejo, pero por lo general es una aventura que se aleja de lo visto en el género y tiene una buena duración.

Un extraño viaje que agradará a aquellos que busquen algo diferente y que, sin duda, captará su atención a poco que se le dé una oportunidad.

Salir de tu cuenta
Accede a tu cuenta