Share on twitter
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Vídeo análisis de Blue Reflection: Second Light

Viaja a un mundo desconocido para descubrir sus secretos y recuperar los recuerdos de las protagonistas en Blue Reflection: Second Light.

La desarrolladora Gust Studios y Koei Tecmo Europe nos traen Blue Reflection: Second Light, la esperada secuela del JRPG que debutó en 2017. Se trata de un título en el que tendréis que recorrer varios mundos diferentes mientras estrecháis lazos con vuestras compañeras, recogéis materiales para después combinarlos y crear nuevos útiles, y os enfrentáis a todo tipo de criaturas en combates por turnos en tiempo real. No es necesario haber jugado al primer título para entenderlo, aunque si es recomendable por tener ciertas referencias.

Su historia nos lleva hasta una misteriosa academia flotante a la que tres estudiantes (Ao Hoshizaki, Kokoro Utsubo y Yuki Kinjou) han sido transportadas, donde tendrán que buscar el camino de regreso a casa con el único recuerdo de su nombre. Repentinamente aparece un camino que conduce a una nueva zona, pero cuando las tres protagonistas salen a desentrañar el misterio se encuentran con una serie de monstruos mortales y, al luchar contra ellos, desbloquean poderes desconocidos que las transforman en Reflectoras. Ahora tendrán que recorrer estas tierras en busca de sus  recuerdos mientras conocen a nuevas aliadas, desvelan sus sentimientos y estrechan lazos, intentando pasar el día a día de la manera más entretenida posible.

Es un argumento que, si bien por momentos es un tanto predecible, resulta interesante por conocer más en profundidad a todas las protagonistas, sus miedos, inseguridades y los lazos que crean entre sí. Está bien narrado y cada uno de los personajes está cuidado para dotarlos de una personalidad única y bien diferenciada del resto, aunque en ocasiones sus conversaciones se extienden más de lo esperado con sucesos un tanto absurdos. Eso sí, los textos se encuentran únicamente en inglés a pesar de no requerir un nivel demasiado alto para seguir la trama.

Las mecánicas de Blue Reflection: Second Light al principio pueden resultar un tanto confusas, pero no tardaréis en acostumbraros. Aquí tenemos una zona central, la academia, donde las chicas viven su día a día conversando entre sí, teniendo citas para mejorar sus relaciones y creando diversos útiles que hacen que todo sea más llevadero. Desde este lugar viajamos a diferentes zonas que funcionan como las mentes de sus respectivas dueñas, con mapeados amplios a explorar en busca de recuerdos y materiales mientras nos enfrentamos a todo tipo de criaturas.

Los enemigos son visibles en todo momento, comenzando unas batallas por turnos en tiempo real al entrar en contacto con ellos y pudiendo llevar a tres miembros del grupo con una reserva que nos da su apoyo y puede sustituir a una de las otras. Si conseguimos golpearlos antes conseguimos una pequeña ventaja al comenzar. Lo primero que veréis es una línea de tiempo en la parte inferior de la pantalla que muestra los puntos de éter que puede usar cada personaje en ese momento. Al principio solo usan movimientos de mil, pero tras realizar algunas habilidades pasarán al siguiente nivel de éter y podrán hacer otros nuevos que requieren más tiempo de espera. Lo mejor es que, al alcanzar cierto nivel de éter, las protagonistas se pueden transformar en Reflectoras y tienen acceso a habilidades y estadísticas más poderosas de manera temporal.

Por supuesto, cuanto más combos encadenamos, mayor es la velocidad a la que acumulan éter y el daño causado. Pero también hay que tener en cuenta los estados alterados, las debilidades, fortalezas y los derribos, ya que alteran notablemente el rumbo de las batallas. Por si fuera poco, de vez en cuando tienen lugar enfrentamientos uno contra uno, donde nos dedicamos a curarnos, atacar, esquivar y contraatacar de manera continua, y si el enemigo se encuentra débil podemos acabar con él con un golpe definitivo. Al ganar combates, como es habitual en el género, ganamos experiencia con la que subir de nivel para aprender nuevas habilidades y mejorar sus estadísticas. Comentar que también podemos equiparles a las protagonistas ciertos fragmentos con diversas propiedades beneficiosas.

En esta ocasión también podemos aprender habilidades, mejorar parámetros y otros extras con los puntos de talento, los cuales se consiguen teniendo citas con el resto de protagonistas o cumpliendo con algunas tareas secundarias que ellas mismas nos mandan, ya sea en persona o a través del teléfono. Y hablando de citas, estas tienen lugar en la academia y aparecerán más a menudo cuantas más cosas desarrollemos para la escuela, teniendo que elegir entre varias opciones de diálogo que pueden desencadenar nuevos eventos y afectar a la afinidad de los personajes en batalla.

Para fabricar estos caprichos necesitamos visitar la sala de trabajo de la academia, donde podemos crear útiles para la batalla, la exploración, de curación u otros materiales. En sus respectivas mesas se os indicarán los ingredientes necesarios y después pasaréis a fabricarlos con unas protagonistas u otras para otorgarles ciertos beneficios extra. Además algunas instalaciones se pueden mejorar para obtener más mejoras.

Los materiales se consiguen al explorar los escenarios del juego o al acabar con los enemigos, apareciendo marcados en el minimapa según nos acercamos. Estas localizaciones, conocidas como Heartscape, aunque no son muy amplias, cuentan con varios caminos a seguir entre los que elegir y ofrecen más libertad que el anterior juego, ocultando algunas zonas a las que solo se puede acceder con el objeto necesario y enemigos poderosos. Comentar también que hay ciertas misiones de sigilo en las que nos toca pasar desapercibidos hasta nuestro objetivo si no queremos que nos manden hasta el principio del nivel.

En cuanto a duración, Blue Reflection: Second Light es un título lo suficientemente extenso como para mantenernos enganchados durante multitud de horas, con montones de tareas secundarias a realizar, objetos e instalaciones a crear, lugares ocultos a descubrir en cada localización y diversos trajes para nuestras protagonistas. Además, las diferentes opciones en las conversaciones hacen que sea bastante rejugable por intentar descubrir todos los eventos disponibles. Además, tras el lanzamiento llegarán actualizaciones de contenido que incluyen, por ejemplo, un nuevo nivel de dificultad.

El apartado gráfico es muy vistoso gracias a la genial dirección artística, donde a veces podemos ver estampas de gran belleza en sus variados escenarios. Las protagonistas cuentan con buenas animaciones y expresiones, aunque pensamos que hay margen de mejora en este sentido. Lo mismo sucede con las localizaciones, que podrían estar algo más “vivos”. Aún así cumple sobradamente y cuenta con un completo modo foto para capturar ciertos momentos de la aventura.

En el sonoro tenemos mucha variedad de melodías que le sientan genial tanto a las conversaciones como a los combates y a la exploración. Los efectos ambientan bien los escenarios y las batallas, mientras que las voces en japonés cuentan con una genial interpretación. Los textos, como os hemos avanzado, están únicamente en inglés, aunque no requiere un nivel demasiado alto para seguir la trama o comprender sus mecánicas.

Como conclusión, Blue Reflection: Second Light es una secuela que se mantiene bastante fiel al juego original, pero que ha incorporado mejoras para hacer que se sienta mucho más satisfactorio en general. La historia es lo suficientemente interesante para mantenernos enganchados, las batallas funcionan bien y en ocasiones suponen un buen desafío y el sistema de progresión no está nada mal, con muchas tareas optativas a realizar. Todavía hay margen de mejora en lo técnico y en pequeños detalles, como algunas conversaciones que no llevan a nada.

Aún con sus defectos, los seguidores de los JRPG o del juego original disfrutarán mucho de esta nueva entrega si el idioma no es una barrera, con un título que desprende mucha simpatía y ternura, muy al estilo de los juegos creados por Gust.

Salir de tu cuenta
Accede a tu cuenta