Share on twitter
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Vídeo análisis de A Tale of Synapse: The Chaos Theories

Una aventura centrada en las plataformas, la lógica y el aprendizaje os espera con A Tale of Synapse: The Chaos Theories, de Souris-Lab.

A Tale of Synapse: The Chaos Theories es un juego que mezcla zonas de plataformeo con puzles basados en la lógica y las matemáticas, todo adornado con un apartado gráfico abstacto que representa el saber del universo. Desarrollado por el estudio francés Souris-Lab, con la colaboración de Zerouno Games y distribuido por Tesura Games, estamos ante una aventura en la que nuestros dos héroes tendrán que colaborar para poner solución a los acertijos basados en las leyes de la naturaleza, ya sea jugando en solitario o en cooperativo.

Su historia nos lleva hasta el mundo Héméide, donde en las calles de la capital Curiositá vive un joven synapsien llamado Néro. Los héméides son unos seres altivos y pretenciosos, por lo que Néro se sentía solo en este mundo. Todo esto cambió cuando nuestro protagonista descubrió una biblioteca y a su conservador, Psyga, quien poco a poco fue convirtiéndose en una figura paternal para él y le hizo leer montones de libros. Un día, limpiando las estanterías del sótano de la biblioteca, conoce a un extraño ser llamado Sci y abre accidentalmente un libro sobre la teoría del caos, comenzando a partir de este momento una aventura en la que tendremos que poner fin a todos los problemas causados mientras ampliamos sus conocimientos.

La trama de A Tale of Synapse es entretenida y cuenta con muchos elementos y personajes basados en la ciencia y las matemáticas, lo que le da un aspecto bastante original a pesar de su simpleza. Está bien narrada y para profundizar en ella tendréis que hablar con las diversas criaturas de su mundo. Quizás no sea espectacular, si bien resulta lo suficientemente interesante para que queramos conocer más detalles de la misma y deja un mensaje muy claro respecto a la importancia de leer para aumentar nuestros conocimientos y divertirnos. Todo ello además con textos en castellano.

Pasando a las mecánicas, aquí desplazamos a Néro lateralmente por su mundo mientras superamos zonas de plataformeo saltando, atacamos a los enemigos y resolvemos los diferentes puzles que se nos plantean. También manejamos con el stick derecho del mando (o con el ratón) a Sci, quien cobra un especial protagonismo a la hora de resolver los acertijos al ser el personaje que se encarga de coger los bloques físicos de los escenarios y desplazarlos, además de poder visitar la dimensión blanca para ver los puzles desde otra perspectiva. Como curiosidad, el juego incluye un modo cooperativo en el que cada jugador maneja a uno de los personajes.

Hemos de decir que, aunque Néro se controla bastante bien, Sci resulta un poco incómodo de manejar tanto con el stick analógico como con el ratón al moverse de manera bastante brusca e intentar desplazar objetos.

Al avanzar en el juego conseguimos teorías científicas que les añaden habilidades a nuestros protagonistas y amplían las posibilidades a la hora de plantear puzles o de explorar los escenarios. Estas teorías desbloquean además nuevos árboles de habilidades donde podemos aprender nuevos movimientos muy útiles para la aventura a cambio de monedas de luz que vamos recogiendo de los escenarios. Pero cuidado, si los enemigos os alcanzan perderéis algunas de ellas.

Los escenarios son amplios y ofrecen varias rutas a explorar, con zonas de plataformeo sencillas de superar pero que esconden muchos secretos que quizás no podamos descubrir hasta conseguir la habilidad adecuada. Además hay personajes, puzles y monedas de luz a descubrir de manera optativa, lo que le añade rejugabilidad al título.

En estos lugares encontraréis muchos enemigos a derrotar y con algunos diseños diferentes. No esperéis nada demasiado complejo, ya que solo os limitaréis a atacar y esquivar de vez en cuando para que no os quiten monedas. Lo que más nos ha gustado en este sentido son jefes que encontraréis a mitad y al final de las cuatro zonas, que le aportan algo de variedad al desarrollo con puzles sencillos pero que a veces os obligan a actuar con más rapidez, ya sea para eliminar las plataformas sobre las que se encuentran o para quitarles un escudo, por poner algunos ejemplos.

Por otra parte, los puzles de A Tale of Synapse en general están basados en ecuaciones y tendréis que seguir todas las pistas visuales que encontréis en los escenarios para resolverlos. Los hay sencillos y otros que os harán pensar un buen rato, aunque es verdad que en ocasiones no están demasiado bien explicados y podéis quedaros un poco atascados. Como ayuda, en los escenarios encontraréis manzanas que podréis entregar a Sci para obtener pistas de los acertijos.

Lo que más os gustará de todo es que es una buena manera de aprender jugando, haciendo que sea un título ideal para aquellos que quieran poner a prueba su ingenio o simplemente aprender algo nuevo. Quizás hay algunos picos de dificultad que hacen que la experiencia no sea apta para todo el mundo, si bien con un poco de paciencia o ayuda es un juego muy disfrutable.

En cuanto a duración, A Tale of Synapse es una aventura que se divide en cuatro mundos a explorar con 45 niveles en total, más otro lugar central, que dan para unas 10 horas de juego. Pero tened en cuenta que hay personajes ocultos en cada escenario, montones de monedas de luz a descubrir para desbloquear todas las habilidades o puzles secundarios interesantes que le añaden rejugabilidad y, en consecuencia, duración. Es un juego que invita mucho a la exploración y el descubrimiento, por lo que recomendamos jugar con calma.

Para finalizar, en el apartado gráfico encontramos diseños 2D bastante coloridos y originales que basan todos sus elementos en las matemáticas. Los personajes cuentan con diseños llamativos y están bien animados, mientras que las localizaciones son amplias y tienen con varias rutas a explorar, si bien nos hubiera gustado encontrar una mayor variedad de escenarios, ya que repiten algunos de sus componentes por zonas.

El sonoro presenta melodías sencillas que se adaptan bien a lo que sucede en pantalla, ya sea para aportarle un toque de misterio o quedando en un segundo plano para no distraernos en los puzles. Los efectos gozan de una buena calidad a la hora de representar los ataques, impactos o recoger esferas, entre otros, con pequeños ruidos para imitar las voces de los personajes. Los textos, como ya hemos comentado, están en varios idiomas, entre los que se encuentra el castellano.

A Tale of Synapse: The Chaos Theories es, en definitiva, una aventura llena de momentos de plataformeo, exploración y puzles bastante entretenida que destaca por sus acertijos basados en la lógica y las ecuaciones. Tiene una buena duración y además es rejugable por sus múltiples secretos y las habilidades a conseguir, siendo muy divertido visitar cada rincón de los escenarios en busca de nuevos desafíos. Quizás los puzles no siempre estén demasiado bien explicados, pero en general la experiencia es grata.

Se trata de una forma original de aprender jugando, por lo que si buscáis algo diferente y que ponga a prueba vuestra capacidad de deducción, el nuevo juego de Souris-Lab es una buena opción.

Salir de tu cuenta
Accede a tu cuenta